viernes, mayo 21, 2010

Versos de un mar profundo.

Y hasta en las profundidades
Cavernosas de mi alma,
Reluce el brillo iridiscente
De tu risa en la madrugada.
Llegaste a mí.
Llegué a ti,
Como los restos de un naufragio
Tras la resaca.
Me invitaste a la playa.
Me llevaste a la seguridad de la arena.
Yo te di la mano.
Y allí, próximos al faro,
Observamos los rayos
en la nocturnidad de nuestros deseos.
Y tras la lluvia de otoño.
Un fugaz beso, una centella, un espasmo.
Y de esa infinitesimal chispa
Surgió un te amo.


Copyright © Texto y fotografía
Ramón Zaragoza Rondán

Más en www.palancadecambio.org

1 comentarios:

acróbata 13 de febrero de 2011, 11:13  

Un bello poema de amor...

Saludos.

palancadecambio

About This Blog

Free counter and web stats

  © Blogger template 'The Base' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP